Fuera de juego. ¿Sabías que las manos no se toman en cuenta?